Artículos de demanda continua: modelos de gestión de las reservas e instrumentos para almacenarlas

  • Artículos de demanda continua: modelos de gestión de las reservas e instrumentos para almacenarlas

Artículos de demanda continua: modelos de gestión de las reservas e instrumentos para almacenarlas

4 febrero 2019|Gestión del almacén|

Los artículos de demanda continua (llamados también de demanda regular) son artículos que normalmente no presentan grandes problemas de gestión.

Se trata de productos que:

  • No dependen de la moda, por lo que los consumos de un año son similares a los de un año sucesivo.
  • No dependen de las estaciones, por lo que la evolución del consumo es regular y no presenta picos o caídas particulares en determinados períodos del año.
  • Tienen un consumo bastante previsible.
  • Se pueden comprar o producir con facilidad en plazos breves en cualquier cantidad y en cualquier período del año.

Estos artículos son gestionados con pedidos periódicos durante todo el año. Si al terminar un período queda cierta cantidad de reservas, éstas pueden utilizarse para cubrir la demanda del período siguiente.

En esta situación el problema relativo a la gestión de las reservas consiste sustancialmente en decidir las cantidades a pedir y los plazos dentro de los cuales emitir los pedidos.

Las decisiones obviamente dependen de las hipótesis que se formulan con relación a la evolución real de las ventas y los plazos de abastecimiento reales.

¿Dónde almacenar los artículos de demanda regular?

Si prevemos un número siempre constante de pedidos de un determinado producto, sería muy útil almacenarlo en el mismo lugar y poder conocer en todo momento la cantidad y las existencias y mantener bajo control el estado del material. Si para optimizar los costes y bajar el precio de compra del material de producción se realizan pedidos de cantidades elevadas, hay que tener la certeza de almacenar el material donde no se deteriore y no esté expuesto a agentes corrosivos o degenerativos.

Por eso, un almacén automático vertical sería la mejor solución para este fin.

El material se podría guardar en un lugar seguro, protegido, lejos del polvo, los agentes atmosféricos y la suciedad, y totalmente controlable. Sería posible mantener siempre bajo control las reservas y el material, incluso a distancia de meses o años.
El estado de conservación sería perfecto y las existencias estarían bajo control.
Los productos de mayor rotación situados en las bandejas de acceso más frecuente serían colocados automáticamente más cerca de la bahía de recogida por el software de almacén, para reducir los tiempos y agilizar la recogida.

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos