El inventario es una de las tareas más temidas dentro del almacén.

La idea de tener que utilizar lápiz y papel para marcar el recuento de artículos, subir y bajar escaleras para llegar a las estanterías más altas, pero sobre todo la perspectiva de tener que implicar a toda la empresa, durante al menos una semana, en los procesos de inventario, puede superarse mediante la colaboración con los almacenes automáticos verticales Modula si están equipados con el software de gestión de almacenes Modula WMS.

¿Cuáles son las ventajas de hacer un inventario con las soluciones Modula?

El uso de un sistema de almacenamiento vertical con bandejas Modula mejora la eficiencia en el almacén en cuanto a espacio, tiempo y gestión de personal desde el primer uso.

Pero el verdadero beneficio es poder hacer un seguimiento de todas las mercancías que entran y salen, lo que permite un control constante de la situación del stock, y gracias también a la presencia de un software de gestión del almacén se puede hacer un seguimiento de las existencias de almacén. Todo esto obviamente acelera todas las fases que componen el proceso de inventario.

Presentamos algunas ventajas de hacer el inventario con las soluciones automatizadas Modula:

  • Reducción drástica del tiempo de inventario y del personal involucrado
    El desarrollo de los inventarios tradicionales es siempre muy largo e implica un gran número de empleados, con un gran gasto de recursos, tiempo y dinero. Con el sistema de almacenamiento Modula, un solo operador puede realizar el inventario de todo un almacén (compuesto por ejemplo por 80 bandejas, que contienen unos 2.200 artículos) en un solo día de trabajo. Esto también es posible gracias a la ayuda de algunos dispositivos visuales que identifican el material que contar en la bandeja: la barra de LED alfanumérica y el láser Pointer.

    La barra de LED alfanumérica está situada encima del muelle de carga y descarga e indica la posición, el código y la descripción de un artículo determinado. Si, por ejemplo, durante las operaciones de inventario, como sucede a menudo, ciertos productos se dispersan en el almacén y deben almacenarse correctamente en su lugar, la barra de LED alfanumérica ayuda al operador y acelera esta operación. El responsable, en efecto, solo tendrá que llamar desde el copilot la bandeja donde guardar la mercancía, y la barra indicará con precisión dónde guardar el producto para mantener todo en perfecto orden.

    El puntero láser está compuesto por dos ejes X (ancho) e Y (profundidad) que se cruzan para indicar al operador, con la máxima precisión, el material que retirar. El puntero permanece encendido hasta el final de la retirada, facilitando la operación y reduciendo los riesgos de errores. Para acelerar aún más el recuento de artículos más pequeños, como piezas pequeñas y pernos, es posible equipar la estación de trabajo con una balanza de recuento de piezas.

  • Posición ergonómica del operador

    Los almacenes automáticos verticales Modula se basan en el principio “mercancía al hombre”: es la bandeja con la mercancía que llega al muelle del operador y no al revés. Esto significa que no tendrá que usar escaleras o carretillas elevadoras para llegar a los estantes más altos y podrá contar el material manteniendo una posición ergonómica.

  • Sistema de control automatizado

    A diferencia de los inventarios tradicionales que se realizan con papel y lápiz, con los almacenes automáticos Modula el recuento se realiza en la bandeja y para confirmar o modificar el recuento se utiliza el Copilot, la consola con pantalla táctil que permite acceder a todas las funciones de la máquina de forma sencilla e inmediata. Una vez completada la lista con los artículo que contar, esta se envía directamente por medio del software WMS al sistema ERP de la empresa, que automáticamente efectuará los controles. Además, en cualquier momento se puede saber cuál es el porcentaje de inventario efectuado y, después de un solo día de trabajo, se supone también una estimación de la finalización del inventario.

¿Cómo se realiza el inventario con un almacén automático Modula? Los pasos que garantizan un proceso rápido y sin errores

Las 3 fases que conforman el proceso de inventario con los almacenes automáticos Modula y que garantizan un inventario realizado de forma sencilla y eficaz son:

1.Preparación al inventario

Para que el inventario sea fluido, se debe notificar a los proveedores y clientes el cierre del almacén tanto para las recepciones como para las entregas.

El primer día de inventario se realiza, de hecho, la alineación entre el software de gestión del almacén y la gestión de la empresa (Enterprise Resource Planning). Si los almacenes Modula se han actualizado constantemente durante las retiradas y los pagos de mercancías, el procedimiento es automático a través del software Modula WMS y no habrá desajustes que informar entre el ERP de la empresa y el Modula WMS.

La interacción entre Modula WMS y el ERP es totalmente automática: el ERP solicita las existencias a Modula WMS y luego compara los resultados. En caso de que haya diferentes cantidades del mismo artículo dentro de una misma bandeja, se crearán dos listas separadas, una para Modula WMS y otra para el ERP. Si los valores están alineados, el inventario se realizará aún más rápido.

2. Recuento de los artículos del inventario

Normalmente el recuento de los artículos se hace del más grande al más pequeño y en orden de valor.

El operador que se encuentra delante del muelle puede ver la lista de artículos que llegan directamente al Copilot. Desde el Copilot el operador puede lanzar la lista, el almacén automático Modula bajará automáticamente la bandeja con los artículos que contar y el operador sólo tendrá que confirmar la cantidad con un simple toque, o cambiar la cantidad. Si se guía por ayudas visuales, como el  láser pointer (un láser indica la ranura de la bandeja que se va a controlar) y la barra LED alfanumérica (muestra los detalles del segmento de la bandeja, como el código y la cantidad del artículo), el operador se vuelve aún más rápido y preciso.

Si el almacén automático está equipado con un doble muelle, el recuento será aún más rápido: mientras que la primera bandeja se cuenta, la segunda baja para presentarse más tarde cerca del operador.

En este punto el empleado puede simplemente confirmar la cantidad o introducir una nueva.

3. Control y coordinación entre ERP y Modula WMS

Una vez que se ha completado la lista y se ha contado cada unidad de cada artículo, se envía al ERP de la empresa: se trata de una operación automática que se realiza cada vez que se completa la lista.

En este punto el ERP comprueba si hay incongruencias. Aquí se puede ver la diferencia de mejora con respecto al inventario tradicional: no hay intercambio de hojas entre los operadores que realizan el inventario y la oficina de competecia. Todo el proceso está gestionado por los dos sistemas: el sistema de gestión ERP y el software Modula WMS, que se comunican constantemente y ponen de relieve las diferencias entre la existencia teórica y la real. En caso de que las dos existencias no se correspondan, se hará un nuevo recuento que, si se confirma de nuevo, dará lugar a una evaluación y un posible ajuste de las existencias en el ERP de la empresa.

Por lo tanto, la comunicación entre el ERP de la empresa y el WMS de los almacenes automatizados es esencial para llevar a cabo el inventario de forma rápida y sencilla. Por esta razón, los almacenes automatizados Modula están equipados con un WMS que puede integrarse fácilmente con todos los ERP u otras aplicaciones a nivel de empresa, garantizando así un intercambio de información preciso y continuo entre los sistemas y Modula WMS. 

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos