El Almacén Automático para las PyMEs: todas las ventajas

  • El Almacén Automático para las PyMEs: todas las ventajas

El Almacén Automático para las PyMEs: todas las ventajas

15 junio 2019|Almacenes automáticos|

La Cuarta Revolución Industrial ha comenzado en Italia oficialmente, considerando el apoyo del gobierno, que ha definido toda una serie de programas para estimular el proceso de innovación digital en los procesos industriales y que ha predispuesto una cadena de recursos y financiaciones orientadas a sostener a las empresas en esta compleja evolución hacia Industria 4.0.

Las grandes empresas italianas en realidad ya se están moviendo en esta dirección desde hace unos años y ya han apostado por las nuevas tecnologías para optimizar los procesos productivos y logísticos, pero ahora toca a las PyMEs invertir en la automatización del almacén.

Emplear los recursos propios en nuevos proyectos de automatización significa no solo optimizar la logística del almacén , sino también ser más competitivos en el mercado y aumentar la rentabilidad de la empresa.

automazione magazzino PMI

¿Por qué ahora las PyMEs invierten en la automatización del almacén: qué ha cambiado respecto del pasado?

Si bien en el pasado solo era conveniente invertir en almacenes automáticos para las empresas de grandes dimensiones, ahora las cosas están cambiando rápidamente y también las PyMEs, que parecen estar dispuestas a revisar totalmente sus modelos de producción y redes de distribución, están listas para hacerlo.

¿Cuál es el motivo de este cambio de ruta? Indudablemente, la inclusión de los almacenes automáticos en el programa de ayuda previsto por el Plan Nacional Industria 4.0 constituye un importante estímulo.

Gracias a las nuevas financiaciones y facilidades fiscales previstas, por fin también las PyMEs pueden adoptar la digitalización de los sistemas y el uso de soluciones como los almacenes automáticos verticales, que ayudan a obtener mejores prestaciones logísticas y garantizan una gestión más eficiente de las mercancías.

La decisión de invertir en nuevas tecnologías se traduce en una mayor seguridad operativa, una mayor velocidad de las operaciones, un considerable ahorro de espacio y una notable reducción de los costes operativos. Todos estos beneficios amortizan rápidamente la inversión realizada.

magazzino automatico vantaggi PMI

La función del software en las empresas que se ocupan de logística: la importancia de la interconexión digital

En todas las empresas que operan en el sector de la logística y que invierten en automatización, el software también desempeña un papel fundamental para optimizar la coordinación de los procesos logísticos y la gestión del almacén.

Si el objetivo es mejorar la productividad, es fundamental utilizar un software apto para simplificar el trabajo de los operadores y limitar la intervención humana, por ejemplo sincronizando los procedimientos o recurriendo a sensores o dispositivos IoT. Adecuarse a las distintas exigencias de cada sector garantizará un servicio de asistencia las 24 horas.

Pero para obtener las mejores prestaciones posibles es importante utilizar aplicaciones de software innovadoras, fáciles de conectar e integrar perfectamente con los sistemas existentes, como el de recogida automática, radiofrecuencia o almacenamiento automático; y también asegurar a la empresa un rápido retorno de inversión.

software gestione logistica industria 4.0

El almacén automático: las ventajas para las PyMEs

Ante la posibilidad de aprovechar al máximo las facilidades y financiaciones previstas y obtener un rápido retorno de inversión, ahora las PyMEs se ven más incentivadas a invertir en la automatización, y tienen a su disposición todos los instrumentos necesarios para adoptar nuevas soluciones tecnológicas.

¿Cuáles son para las PyMEs las mayores ventajas derivadas de una inversión en almacenes automáticos? Mencionaremos las principales 10.

El uso de almacenes automáticos garantiza una mejor coordinación de los flujos de información indispensables para la gestión de la mercancía, un aumento de la velocidad de producción y una optimización de las actividades de recogida. Las nuevas tecnologías permiten aumentar la velocidad y la precisión de todas las operaciones de búsqueda, recogida y desplazamiento de los productos, sin ralentizar la producción.
Uno de los motivos que alientan a las PyMEs a invertir en almacenes automáticos es que después de la inversión inicial se produce una fuerte reducción de los costes operativos: desde los costes de desplazamiento de la mercancía hasta aquellos ligados a la gestión del personal.
El uso de máquinas tecnológicamente avanzadas permite ayudar al personal a realizar las tareas más delicadas, o en algunos casos sustituirlo directamente. Esto significa que el personal de almacén será cada vez menos numeroso; los operadores tendrán más tiempo a disposición para la formación y tendrán la posibilidad de recalificarse, seguir cursos de actualización y adquirir nuevas competencias útiles para la empresa.
La instalación de almacenes automáticos permite obtener una buena visibilidad de la mercancía, factor a menudo subestimado por las empresas pero que, sin embargo, resulta indispensable para prevenir la obsolescencia de los productos. Sólo teniendo a disposición datos claros y precisos sobre la cantidad de mercancía existente en el almacén es posible programar detalladamente la producción, y gracias a los almacenes verticales el personal puede tener una perspectiva completa de la situación y hacer previsiones más precisas.

Tal como ocurre en las grandes empresas, en las PyMEs la adopción de almacenes automáticos verticales permite guardar mercancías aprovechando toda la altura del almacén, garantizando en consecuencia un considerable ahorro en términos de espacio y costes de almacenamiento.

El uso de procedimientos estandarizados y sistemas de almacenamiento automático permite al personal del almacén trabajar sin verse expuesto a peligros y accidentes. Con los almacenes verticales la mercancía se coloca directamente en lugares específicos donde se coordinan todas las operaciones de almacenamiento y retiro, para evitar daños debidos al desplazamiento de los productos.

La instalación de almacenes verticales, gracias al empleo de sistemas completamente automatizados, permite reducir al mínimo el riesgo de errores humanos y daños a la mercancía durante el desplazamiento. Reducir los errores de recogida significa acelerar los tiempos de ejecución de los pedidos y, en consecuencia, aumentar la rentabilidad.

Gracias al uso de nuevas aplicaciones de software, en la actualidad los almacenes son indudablemente más flexibles que en el pasado. En efecto, se adaptan fácilmente a cambios repentinos, como un aumento de las ventas, un incremento de los envíos o una caída inesperada del mercado; asisten al cliente en todas las fases de la cadena de suministro y responden a las más variadas exigencias, incluso de las empresas pequeñas.

Para resultar fiables al cliente y ofrecer siempre un servicio de alta calidad, garantizando eficiencia y puntualidad en la entrega, es fundamental optimizar la gestión de los stocks. El recurso a soluciones tecnológicas como los almacenes automáticos permite conocer en tiempo real el estado del inventario, seguir y monitorizar todos los movimientos de la mercancía y planificar una adecuada estrategia para la gestión de los stocks.
La adopción de almacenes automáticos verticales es fundamental para poder contar con un proceso de producción ágil y constante que permita a los operadores gestionar los pedidos en el menor tiempo posible y evitar ralentizaciones o interrupciones que podrían repercutir en la eficiencia de la empresa.

¿Cuánto sabes de almacenes verticales?

Mejorar la gestión de las reservas, aumentar la seguridad del almacén, agilizar las operaciones de inventario… Los almacenes verticales ofrecen estas y muchas otras ventajas.

¿Sabes cómo funcionan? ¡Ponte a prueba!

¡Responde al cuestionario!