Los sistemas WMS (Warehouse Management System) han revolucionado y están revolucionando la gestión del almacén moderno.

Para quien no sabe de qué se trata, estamos hablando de programas para optimizar los procesos operativos de los almacenes, cuya difusión en el tiempo está relacionada con la creciente capacidad de ofrecer a las empresas resultados concretos y medibles.

El desarrollo de los primeros software WMS se lleva a cabo de forma consecuente y, al mismo tiempo, con la introducción de nuevas tecnologías como los códigos de barras y los lectores láser.
Siguiendo la evolución de la tecnología, los sistemas WMS dieron un paso decisivo en los años 90: el etiquetado se hizo más efectivo, muchas operaciones se simplificaron y optimizaron, como la gestión de las actividades de los operadores.

Muchas empresas están empezando a percibir el valor añadido de los programas de gestión del almacén. Sobre todo porque los mismos WMS están diseñados desde el principio para integrarse con otros software de almacén, sistemas de gestión y sistemas ERP.

Hoy en día, más del 80% de las grandes empresas han instalado el sistema logístico WMS y el número de instalaciones está creciendo rápidamente incluso en las PYMES. (pequeñas y medianas empresas).

Mérito y prueba de la eficiencia real que aporta el software de gestión del almacén.

WMS: el software de gestión del almacén automático vertical

Antes de entrar en detalle sobre las funciones y beneficios de un programa de gestión de almacenes, es útil hacer algunas aclaraciones.

Un sistema WSM es un software creado específicamente para optimizar todos los procesos manuales y automáticos del almacén. Permite tener una visión “profunda” de los flujos físicos, ofreciendo también un seguimiento en tiempo real y un completo mapeo de las mercancías almacenadas y manipuladas a lo largo de la cadena de suministro.

Antes de elegir el software de gestión de almacén, debe considerarse dos factores importantes:

  • Adaptabilidad y versatilidad de configuración: para responder a las necesidades reales y futuras de la empresa
  • La compatibilidad e integración perfecta con el ERP (Enterprise Resource Planning).

Este último punto es particularmente importante.
Para simplificar, se puede decir que el ERP de la empresa se encarga de la gestión administrativa del almacén, mientras que el software logístico WMS se centra más en los aspectos logísticos.
Y aunque este último es un programa independiente, su integración con el sistema ERP permite completar y automatizar la gestión de todas las actividades empresariales.

En otras palabras: el almacén se convierte en un nuevo recurso para la empresa, capaz de dialogar con los sistemas de gestión mejorando los procesos y reduciendo drásticamente la posibilidad de errores.

Cómo un software WMS puede mejorar la gestión de su almacén

Más productividad, menos ineficiencias.

La instalación de un WMS permite dotarse de un programa de gestión de almacenes capaz de coordinar y mejorar los procesos operativos y logísticos en su conjunto.

El sistema permite automatizar e implementar múltiples operaciones:

  • gestión de la mercancía en entrada
  • plantar en lugares
  • gestión del mapa de almacenes
  • control de stock en tiempo real
  • picking
  • gestión de la mercancía en salida
  • envíos
  • estadísticas sobre stocks y flujos

¿Los resultados? Se reflejan en diferentes partes:

En la fase de entrada, por ejemplo, el software WMS simplifica la adquisición de datos logísticos, mejora la catalogación y hace que la gestión de SKU (Stock Keeping Unit) sea eficiente.

En la fase de asignación, es el mismo sistema el que asigna la mejor posición a los artículos según sus características y flujos, con una considerable optimización de los tiempos de manipulación de las mercancías y una racionalización más eficaz de los espacios.

Es evidente también el ahorro de tiempo en la fase de selección y de picking y la reducción neta de errores en la carga y descarga de los envíos.

Por último, si se ha realizado la integración con un sistema ERP, cuando se cierra el pedido, el programa envía todos los datos para la gestión de los expedientes administrativos. Automáticamente y sin errores.

Por supuesto, todas estas ventajas se traducen en una gestión logística de almacén sistemática, simplificada e inteligente. Y en consecuencia, en un mejor servicio al cliente.

¿Por qué no podrás prescindir de un software WMS?

Si tienes dificultades con la gestión del almacén, si la empresa tiene dificultades para gestionar la cantidad de pedidos y productos, o simplemente quiere tener un almacén perfectamente organizado, la solución a tus problemas podría contenerse en 3 letras: WMS.

Almacenamiento y manipulación más eficaces, menos retrasos y no más papeleo.

Obviamente no todos los programas de gestión de almacenes son iguales y hay varios factores a tener en cuenta para entender qué WMS se necesita.

En primer lugar y no menos importante, como ya se ha dicho, la integración con los sistemas ERP, para completar y sublimar dentro de su empresa los avances de la llamada Cuarta Revolución Industrial.

¿Quieres aumentar la eficacia de tu almacén?

¿Pierdes mucho tiempo buscando mercancía en el almacén? ¿Recibes devoluciones de pedidos equivocados? ¡No eres el único!

Con nuestro curso online gratuito puedes resolver los problemas de gestión y mejorar las prestaciones de tu almacén en sólo 10 pasos.

Descargar PDF