6 falsos mitos sobre los almacenes automáticos verticales


La decisión de invertir en un almacén automático viene motivada generalmente por el deseo de mejorar la organización y administración del almacén, aumentar su rendimiento y servicio de la mercancía, minimizando errores y optimizando los costes.

El almacén automático vertical es la solución automatizada que mayor consolidación ha logrado en los últimos años en el sector de la logística y distribución. A diferencia de los sistemas de plantas automatizadas, estos pueden clasificarse como máquinas que pueden incluirse en un proceso logístico sin necesidad de implantar cambios radicales en la planificación de la organización, pero que sin embargo reportan sustanciales ventajas en términos de eficiencia y efectividad.

A pesar de que los almacenes verticales ya están introducidos en el mercado, existe cierta aura de duda e incertidumbre que dificulta su integración en los procesos de producción. Son estas dudas las que, en ocasiones, llevan a los propietarios de negocios y responsables de la cadena de suministro a preferir soluciones tradicionales estáticas a la hora de organizar y gestionar su almacén. Vamos a disipar algunos de estos mitos juntos...

 

Mito ⇒ La instalación de un almacén vertical automático es muy compleja y requiere que la producción se detenga durante un largo tiempo.

Realidad ⇒ Una de las claves del éxito de un negocio es garantizar un rendimiento de producción constante, capaz de satisfacer los requisitos del cliente. La reorganización de una parte del proceso de producción y de la cadena de suministro tan importante como el almacén genera una gran preocupación. Sin embargo, el tiempo necesario para instalar un almacén vertical automático no es más que el requerido para instalar cualquiera de las soluciones estáticas tradicionales que encontramos hoy en día en el mercado.
La ventaja adicional es la facilidad de uso y la pequeña cantidad de espacio requerido para su instalación. En realidad, un almacén vertical automático solo requiere un pequeño espacio para su instalación, dejando que el resto del almacén siga funcionando ya que no se ve afectado por la instalación. La carga de mercancías en la máquina también puede concluirse en un corto espacio de tiempo gracias a la simplicidad que ofrece el sistema de carga de bandejas. Por lo tanto, está bastante claro que reorganizar un almacén estático requiere más tiempo y espacio que la introducción de almacenes verticales automáticos. 

 

Mito ⇒ Un almacén vertical automático no es lo suficientemente flexible y no se puede utilizar para almacenar mercancías de diferentes tamaños.

Realidad ⇒ Un segundo mito que se repite con frecuencia es que solo se pueden almacenar productos de tamaños similares. A diferencia de los almacenes automáticos que usan grúas apiladoras, el uso de almacenes automáticos de bandeja vertical no requiere que los bienes se organicen en Unidades de Almacenamiento Específicas (generalmente UI de segundo nivel, como paletas). Las bandejas del almacén vertical solo pueden usarse para almacenar productos. El software le permite realizar un seguimiento de qué productos están en qué bandejas, sus cantidades y el peso total de la bandeja. La flexibilidad está garantizada además por la capacidad del almacén automático de gestionar separaciones de altura entre bandejas de forma totalmente autónoma, de modo que se puedan almacenar productos de diferentes tamaños y pesos. Esto se conoce comúnmente en la jerga como almacenamiento dinámico de altura de la bandeja y garantiza que todo el espacio vertical disponible esté optimizado. Todo esto hace que los almacenes de bandeja verticales automáticos sean las soluciones de almacenamiento más flexibles actualmente en el mercado.

 

Mito ⇒ Los almacenes automáticos verticales de bandejas no son fiables, ya que se desonfiguran con frecuencia y esto hace que la recuperación de los productos almacenados sea muy difícil.

Realidad ⇒ Este es quizás el mito más común que desalienta la inversión en los almacenes automáticos verticales. Esto se debe al miedo a que una máquina realmente pueda ralentizar la producción debido a interrupciones, y que esta inversión acabe generando más problemas en lugar de simplificar el trabajo. Pocos realmente se dan cuenta de que un almacén automático también se puede operar manualmente, por lo que, en caso de avería, el elevador puede elevarse o bajarse para acceder a la bandeja requerida. Esto significa que la selección de productos puede continuar a través de la manipulación directa de los componentes mecánicos. Sin embargo, si aún tiene dudas o no se siente seguro realizando esta inversión, lo mejor es elegir un proveedor que brinde soporte telefónico efectivo para ayudarlo a resolver pequeños problemas sin necesidad de que un ingeniero asista a su empresa. También deberían proporcionar una amplia red de apoyo y, si es posible, también asistencia preventiva periódica para reducir la probabilidad de fallos al mínimo.

 

Mito ⇒ Los almacenes verticales automáticos no son compatibles con el software de gestión existente en una empresa.

Realidad ⇒ Actualmente es posible solicitar una solución que interactúe completamente con la administración comercial existente o el software WMS y, por lo tanto, continúe realizando un seguimiento de todas las operaciones de picking y carga.

 

Mito ⇒ Los almacenes verticales automáticos requieren una gran inversión y proporcionan un retorno (ROI) solo a largo plazo.

Realidad ⇒ Mucha gente se sorprende al saber lo asequible que es la inversión en un almacén vertical automático. En la mayoría de los casos, cuando se piensa en sistemas de automatización de almacenamiento y picking, se imaginan almacenes llenos de grúas apiladoras o Miniloads. Estas soluciones requieren inversiones a gran escala en tiempo y dinero. Este no es el caso con los almacenes automáticos de bandeja vertical. Cada máquina se puede adquirir individualmente, lo que significa que no tiene que remodelar por completo la organización de su almacén. Puede incorporar la automatización en pequeños pasos. Además, como hemos dicho antes, estos sistemas se instalan rápidamente y reducen las pérdidas por inactividad de la producción a casi cero. El precio de una sola máquina depende de su tamaño, sin embargo, en promedio, el precio de una única máquina está en torno a los 30,000€. Esto hace que los almacenes verticales automáticos sean la mejor solución para prácticamente cualquier negocio o producto, ya que puede garantizar un ROI incluso a corto plazo.

 

Mito ⇒ Se necesita personal calificado para administrar un almacén vertical automático.

Realidad ⇒ Además de ser muy flexible, este tipo de almacén es extremadamente fácil de usar. Solo se requieren niveles de habilidad mínimos para el personal que usa la máquina. En términos del tiempo que lleva aprender cómo usarlo, es mucho menos que el tiempo que le llevaría a un nuevo miembro del personal mapear mentalmente la ubicación precisa de todos los productos almacenados en el almacén. Este tipo de almacén automático también le permite garantizar un grado de seguridad mucho más alto en comparación con las soluciones tradicionales que requieren que su fuerza de trabajo realice movimientos y operaciones peligrosas con el fin de recuperar productos en el almacén. 

Un almacén vertical automático representa una solución avanzada en comparación con los sistemas tradicionales, pero esto no significa que sea difícil de usar. Por el contrario, demostrará ser flexible, fácil de adquirir tanto desde el punto de vista financiero como temporal. 

 

A través de las conclusiones arriba desarrolladas queda claro que elegir un almacén vertical automático se convierte en una ventaja para todo el negocio y para su personal, tanto desde el punto de vista financiero como temporal y que garantiza un ROI obvio, incluso a corto plazo.

 

Para una propuesta o demostración personalizada no dude en contactar con nosotros y uno de nuestros técnicos comerciales le presentará nuestra gama de sistemas de almacenamiento automático con mucho gusto.

 

 

 

 

¿Desea mejorar el rendimiento de su sistema de almacenamiento?

Descubra cómo Modula recupera espacio y aumenta la productividad en sus operaciones de picking.

Contáctenos