Reducir los tiempos de gestión de los pedidos y simplificar el inventario con los almacenes Modula

07/07/2020

Incluso en esta versión del mundo, capitaneada por la Industria 4.0, las empresas, para ser competitivas, no solo deben ser innovadoras, sino también rápidas a la hora de atender las peticiones de sus clientes: El tiempo sigue siendo nuestro juez.
Y esto adquiere una mayor importancia si pensamos en la logística actual y en el tiempo que se necesita para preparar un pedido.
La búsqueda de los artículos que se deben enviar al cliente ocupa desde siempre gran parte de la jornada laboral de un trabajador de almacén. Muchos kilómetros recorridos en busca de la mercancía, el uso de escaleras y carros para llegar al estante más alto, mezzanines y taburetes.
Con las soluciones de almacenamiento vertical Modula es posible disminuir drásticamente los tiempos de espera al simplificar la gestión de los pedidos. Los almacenes verticales se basan en el principio «mercancía al hombre», es decir, que es el material el que va al operador y no al revés. El Copilot, una consola de 10 pulgadas con pantalla táctil muy fácil de usar, es el encargo de «llamar» a los artículos y de ahí se llevan directamente al muelle de recogida. La búsqueda del material no supone mucho tiempo, ya que todos los artículos se encuentran dentro del almacén vertical con bandejas.

Walser Reconditioning, ahorro de tiempo con los almacenes automáticos Modula

Walser Reconditioning, con sede en Eagan (Minesota, EE. UU.), es una empresa que se encarga del reacondicionamiento de automóviles.
Hace trece años, Walser decidió concentrar su actividad en una única sede y no abrir ninguna otra, para garantizar así estándares más altos de gestión en la restauración de los coches.
Su proceso prevé hasta 35 fases que debe superar un vehículo antes de poder comercializarse de nuevo. Cada coche debe someterse al ciclo completo en menos de 5 días, lo que significa tener las piezas de repuesto siempre a disposición para reducir los tiempos de reparación.
De aquí la decisión de colocar un Modula Lift ML25D cerca del mostrador de venta, para que la persona en la recepción pudiese recibir las solicitudes y recogerlas del Modula rápidamente. Esto ha conllevado un aumento importante de la productividad para los empleados, ya que antiguamente debían recorrer kilómetros de estanterías desordenadas y con muchos artículos fuera de su sitio.
Los almacenes automáticos Modula han garantizado que los mecánicos tengan todas las piezas necesarias para poder finalizar las reparaciones sin tener que esperar a la llegada de los suministros.
Para Steve Davis, director general de la empresa, una de las sorpresas positivas de Modula ha sido la facilidad con la que se aprende el funcionamiento de la máquina: «En una hora puedo formar a una persona en el uso de los Modula, desde las acciones más básicas hasta las más complejas». La consola Copilot y la integración perfecta del software WMS simplifican tanto el mapeo como la búsqueda de piezas en el interior de las bandejas, que son modificables y flexibles gracias a los separadores y los divisores.
«Analizamos todos los competidores del mercado y consideramos que Modula tenía la mejor solución, la mejor interconexión con nuestro sistema de gestión, y la atención al cliente más adecuada a nuestras exigencias. Recomiendo sin duda estos almacenes automáticos verticales en un concesionario nuevo o en un concesionario que esté en expansión y al que se le esté agotando el espacio», Steve Davis, director General de Walser Reconditioning.

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS NOVEDADES!

¡Síguenos en las redes sociales!

Contáctanos