Automotores

¿Cuáles son los límites de un almacén del sector automotor con las estanterías tradicionales?

La organización del almacén es una cuestión fundamental para muchas empresas de automoción. El alquiler y mantenimiento del espacio para almacenar todos los accesorios, repuestos y componentes mecánicos necesarios implica grandes costes. Este tipo de empresa realiza actividades de mantenimiento, reparación, reabastecimiento de artículos o limpieza de maquinaria de producción. Por tanto, cada operación requiere material, herramientas y productos de fácil acceso. El objetivo es tener cada actividad bajo control para evitar paradas o retrasos.

Modula, el almacén automático vertical que transforma tu flujo de producción

La precisión y el número de pedidos que se pueden preparar por hora implican un nuevo enfoque de la logística y la gestión del almacén. Más pedidos, más envíos, cero errores y una mejor calidad de trabajo. Los operadores ya no tienen que invertir el 70% de su tiempo buscando artículos. Todo el material está concentrado en un solo lugar, por lo que logran preparar un mayor número de pedidos. Además, las ayudas visuales del almacén vertical son una guía eficaz para el picking y el almacenamiento de productos. Todo esto se traduce en la eliminación de errores y pedidos con retraso, aumento de la eficacia y clientes finales más satisfechos.

¿En qué secciones puedes instalar un Modula? En algunas empresas el almacén automático vertical sirve como sistema para almacenar piezas o componentes que necesitan un periodo de espera antes de enviarse a las siguientes fases de producción (por ejemplo, procesos de secado). Los operadores o los robots antropomorfos los recogen los productos que ya están listos y los reintegran en la cadena productiva. En otros casos, el almacén vertical Modula se sitúa en una etapa intermedia del sistema de producción y se utiliza como almacén de emergencia. En caso de que se pause algún sistema de producción de la empresa antes de llegar a este punto de la línea, el material que se necesita para seguir con la cadena de trabajo está almacenado en dicho Modula.

Si el sistema bloqueado está después del Modula, se guarda todo lo que se ha producido hasta ese punto de la línea y el almacén se llena de semielaborados.
Modula puede disponer de bahías contrapuestas (delante y detrás), De esta forma, lo operadores pueden cargar el material elaborado por un lado y los encargados del montaje o la producción lo recojan en la bahía opuesta. La fiabilidad, la velocidad y la amplia gama de bahías automáticas internas y externas de Modula resultan un aspecto fundamental a la hora de mejorar el rendimiento productivo de las empresas. Para los concesionarios y los talleres de repuestos que gestionan directamente el servicio de asistencia, la mayor ventaja es el control del inventario en tiempo real y la significativa reducción de tiempos para conseguir repuestos. La gran capacidad de almacenamiento de Modula permite a los talleres aprovechar al máximo la superficie disponible y ahorrar más del 85% del espacio con respecto al almacén tradicional.

Modula Lift es una solución recurrente en empresas del sector automotor.
¿Cómo potenciarlo al máximo?

Para aprovechar al máximo tu almacén automático vertical tienes la opción de incorporar dispositivos que ayudan al picking y al almacenamiento. ¿Qué accesorios te aconsejamos? Barra de led alfanumérica, puntero láser, put-to-light, separadores, divisores y realces para bandejas e interfaz robot que interactúa directamente con la máquina, como en el Caso Ford.



¿QUIERE SABER POR QUÉ OTRAS EMPRESAS YA HAN ELEGIDO MODULA?

Contáctanos