Mecánica

¿Por qué elegir un almacén Modula?

Un gran problema que puede afectar el proceso productivo de empresas operantes en el sector mecánico es el tener que bloquear la producción por no encontrar los componentes a ensamblar. Esto comporta un coste dispendioso en términos de tiempo y dinero y la velocidad en el apuro por concluir el pedido en los plazos indicados podría dar un resultado no conforme a las indicaciones del cliente.
Un almacén vertical Modula se puede instalar en los departamentos de producción como buffer o para atender las líneas de producción. El almacén vertical Modula se realiza con bahías contrapuestas (frente-dorso) de modo que los operadores cargan el material listo de un lado del almacén y los encargados del montaje o la producción lo retiran de la bahía opuesta.
Para atender las líneas de producción, la fiabilidad, la velocidad y la amplia gama de bahías automáticas internas y externas de Modula han resultado fundamentales para mejorar el rendimiento productivo.
La altísima densidad de almacenamiento de nuestros almacenes permite a los talleres aprovechar al máximo la superficie ocupada, ahorrando más del 85% del espacio en el suelo respecto del almacén tradicional.
La velocidad, la precisión y el número de pedidos preparables por hora son factores determinantes que implican un nuevo enfoque de la logística y la gestión del almacén. Los operadores ya no tienen que caminar durante el 70% de su tiempo en busca de artículos y logran elaborar un número muy superior de pedidos gracias a los auxilios visuales (como el puntero láser y la barra alfanumérica), que les guía en las operaciones de recogida y depósito.
Con los almacenes Modula es posible ahorrar hasta el 60% del tiempo en la preparación de la carga de salida; muy útil, por ejemplo, para las intervenciones de asistencia. La velocidad está garantizada por el sistema automático interno que mueve las bandejas. Con un solo clic en la consola de operador Copilot se pueden seleccionar los artículos deseados y en pocos segundos la bandeja se presenta en el nivel de carga.
Gracias a los numerosos accesorios, como la barra LED o el puntero láser, no habrá más errores en la fase de recogida. En la pantalla táctil de Copilot aparece una vista de la bandeja con una clara indicación de la posición exacta de la mercancía a recoger. Se introduce la cantidad recogida y el software Modula mantiene un registro de la operación. De esta manera, también el inventario resultará mucho más fácil de controlar.
Algunas empresas han dado a Modula la centralidad de su proceso productivo, permitiéndole dictar los tiempos del proceso de ensamblaje y gestión de los pedidos de producción. De esta manera, la empresa reconoce y controla en tiempo real y con precisión la cantidad de materia prima a disposición. Con un almacén Modula utilizado correctamente se evita dar comienzo a la producción y luego interrumpirla por ausencia de material.
No más errores, no más pedidos retrasados, mayor eficiencia y clientes finales más satisfechos. Éstas son las empresas que han decidido transformar su proceso productivo con la ayuda de Modula.



¿Desea mejorar el rendimiento de su sistema de almacenamiento?

Descubra cómo Modula recupera espacio y aumenta la productividad en sus operaciones de picking.

Contáctenos