Plástico

¿Por qué elegir un almacén Modula?

Las empresas que trabajan en el sector plástico deben almacenar productos de dimensiones y volúmenes muy variados.
Los almacenes automáticos verticales Modula presentan la innegable ventaja de poder gestionar mercancías de diferentes pesos y longitudes de manera eficiente. Serán inmediatas las ventajas en términos de optimización del espacio ocupado y simplificación de la actividad de desplazamiento, que resultará más rápida y siempre segura.
Cada bandeja presente en los Modula tiene una capacidad individual de hasta 990 kg y un solo almacén garantiza una capacidad de nada menos que 70.000 kg. Para aprovechar al máximo todo el espacio disponible, las distancias entre las bandejas son definidas automáticamente por un sistema de gestión dinámica de las alturas de carga. No será necesario preocuparse por calcular el espacio entre un estante y el otro, y se podrán cargar en la misma bandeja objetos pequeños y grandes.
La velocidad de los almacenes Modula está garantizada por el sistema automático interno que mueve las bandejas. Con un solo clic en la consola de operador Copilot se pueden seleccionar los artículos deseados y en pocos segundos la bandeja se presenta en el nivel de carga. Gracias a los numerosos accesorios, como la barra LED o el puntero láser, estarás seguro al 100% de no cometer errores de recogida de los artículos. En la pantalla táctil de Copilot aparece también la representación de la bandeja, con la indicación clara de la posición precisa de la mercancía a recoger. Todo lo que hay que hacer es introducir la cantidad recogida, y el software Modula WMS hará el seguimiento de la operación, por lo que también la preparación del inventario resultará mucho más fácil.
El software Modula WMS puede conectarse con todo tipo de ERP de empresa y hacer el seguimiento de todas las operaciones relacionadas con el almacén. En caso de robo, es posible identificar fácilmente al operador que hizo una determinada operación. De hecho, el acceso a los Modula está permitido solamente a través de login con contraseña o con sistemas avanzados de reconocimiento, como lectores de tarjetas magnéticas o RFID. Es así como se tiene la certeza de no dejar mercancía valiosa al alcance de manos indiscretas.
Algunas empresas han dado a Modula la centralidad de su proceso productivo, permitiéndole dictar los tiempos de gestión de los pedidos de producción. De esta manera, la empresa reconoce y controla en tiempo real y con precisión la cantidad de materia prima a disposición. Con un almacén Modula utilizado correctamente se evita dar comienzo a la producción y luego interrumpirla por ausencia de material.



¿Desea mejorar el rendimiento de su sistema de almacenamiento?

Descubra cómo Modula recupera espacio y aumenta la productividad en sus operaciones de picking.

Contáctenos