Modula hace balance de 2017

25/01/2018

Modula concluye 2017 con un resultado excelente: ¡casi 2.200 máquinas vendidas!

La compañía especializada en almacenes verticales cuenta actualmente con una red de ventas que abarca más de 50 países en todos los continentes del mundo, con distribuidores y sucursales que siguen creciendo en sus respectivos mercados potenciando la marca con los productos más populares en cada país.

La fuerza de Modula radica en su versatilidad y funcionalidad para cualquier sector. De hecho, solo en 2017, un gran número de marcas, incluidas varias firmas conocidas, eligieron Modula para automatizar sus almacenes: Kuehne Nagel, Safran, Manitou, Conad, Tosano, American Airlines, Lamborghini, Banque of France, Brembo, BMW, CNH, Florim, Ferrari, Michelin, Porsche, Siemens, por nombrar algunos.

Paralelamente a este crecimiento en la venta también se produjeron importantes avances en el departamento de producción, que experimentó algunas transformaciones importantes. Tras inaugurar su segunda instalación dedicada a envíos (con no menos de 7 módulos en funcionamiento), el ensamblaje de motores y cuadros eléctricos, la transformación hacia una fábrica 4.0 continúa avanzando a pasos de gigante. A lo largo de 2017, han llegado dos nuevas líneas Salvagnini: robots antropomorfos con sistemas de visualización incorporados, una lijadora y otras tecnologías relacionadas con el procesamiento del acero.

Modula se ha centrado en la verticalización del proceso, internalizando muchos departamentos para cubrir todas las fases de producción, desde la materia prima hasta el producto terminado. La producción se basa en el principio de Lean Manufacturing, que tiene como objetivo eliminar el desperdicio, y funciona siguiendo una estrategia pull: el cliente "tira" de la demanda, en una perspectiva basada en la "producción por encargo".

El Modula Work Flow también fue destacado por un informe especial sobre innovación de Il Sole 24 Ore, con un enfoque en la gestión de la producción y la programación. Un sistema de control central y un software de gestión personalizado permiten planificar millones de variantes de productos diferentes. Cada almacén en funcionamiento va acompañado de indicaciones precisas que incluyen la configuración del producto, que luego se transporta a su destino y se desglosa en elementos que posteriormente son ensamblados en el lugar por equipos especializados.

¡En Salvaterra, la fábrica 4.0 ya está funcionando de verdad!

Modula celebrates 2017

¡NO SE PIERDA NUESTRAS ACTUALIZACIONES!

¡Síganos en las redes sociales!

Contáctenos