Ergonomía y seguridad del operador

La estructura de los almacenes automáticos Modula está diseñada para que sea segura y conforme al ser humano. La ergonomía del almacén vertical con bandejas hace que los operadores tengan toda la mercancía al alcance de la mano, lo que supone un menor riesgo para las personas que trabajan en el almacén.

Los almacenes verticales Modula están equipados con barreras físicas y fotoeléctricas gracias a las que los puestos de trabajo de los operadores son 100% seguros, por lo que han obtenido la certificación TUV GS que acredita el cumplimiento de las más estrictas normas de seguridad vigentes en Europa.

La estructura del almacén automatizado permite un acceso a las mercancías que no prevé más el almacenamiento en baldas o estanterías, lo que evita situaciones potencialmente peligrosas para los operadores que antes tenían que utilizar escaleras o carretillas elevadoras.

Gracias a las bahías de picking y depósito situadas a la altura del hombre, estas soluciones de Modula evitan que el operador se agache para levantar materiales pesados y mejoran la ergonomía del puesto de trabajo.

Esta nueva gestión del almacén representa una evolución considerable para las condiciones de trabajo de los encargados, ya que reduce drásticamente los efectos negativos de las tareas exigentes.

Para aumentar aún más la ergonomía del almacén vertical Modula, puede equiparse con la versión deslizante de la consola Copilot: se puede arrastrar fácilmente a lo largo de toda la bandeja y permite al operador tener siempre a mano la interfaz de usuario durante las actividades de picking en el almacén.

 

¿Deseas mejorar el rendimiento de tu sistema de almacenamiento?

Descubre cómo Modula recupera espacio y aumenta la productividad en el proceso de picking.

Contáctanos