Filtrar Resultados

¿Qué problemas presenta almacenar componentes de aluminio o acero?

Las empresas que trabajan en el sector siderúrgico que se ocupan de la fabricación de componentes de aluminio o acero a menudo deben almacenar productos de dimensiones y volúmenes muy variados.

En este sector, es fundamental poder hacer un picking selectivo de los productos de diferente tamaño, agilizar la circulación de los materiales y preparar rápidamente los pedidos que se deben enviar a los clientes. Las empresas que diariamente deben hacerse cargo de centenares de pedidos necesitan saber con exactitud dónde se encuentra un determinado producto para poder despachar el pedido en el menor tiempo posible.

Con el almacén automático Modula se garantiza espacio en el suelo y trazabilidad de los productos

Los almacenes automáticos verticales Modula presentan la innegable ventaja de permitir gestionar mercancías de diferente peso y longitud de manera eficiente.

Utilizando un almacén automático vertical, las ventajas serán inmediatas, sobre todo en términos de optimización del espacio ocupado y de simplificación de las actividades de movimentación, que serán más rápidas y siempre seguras. Cada bandeja tiene una capacidad de carga de 990 kg y, por lo tanto, un solo almacén garantiza una capacidad de carga de nada menos que 90.000 kg.

Cualquier espacio ocupado de la bandeja resulta perfectamente accesible. Ello implica una optimización de los espacios en la bandeja; puede aprovecharse toda la superficie a disposición aunque los materiales contenidos tengan geometrías, volúmenes o formas diferentes. Y esto no es todo: gracias a la gestión dinámica de las alturas de carga del almacén Modula, es posible reducir al mínimo los espacios entre las bandejas y almacenar cajas y contenedores de diferentes alturas con gran flexibilidad y eficiencia.

Con los almacenes Modula es posible ahorrar hasta el 60 % del tiempo en la preparación de la carga de salida. La velocidad está garantizada por el sistema automático interno que mueve las bandejas. Con un solo clic en la consola de operador Copilot se pueden seleccionar los artículos deseados, recibiéndolos en pocos segundos en la bandeja en la bahía de carga.

Gracias a los numerosos accesorios, como la barra de LED o el puntero láser, será posible evitar errores durante la retirada de los artículos. En la pantalla táctil de Copilot también aparecerá también la representación de la bandeja, con la indicación clara de la posición precisa de los productos a retirar.

Algunas empresas han hecho de Modula el núcleo de su operatividad, porque les permite conocer y controlar en tiempo real y con precisión la cantidad disponible de productos almacenados.

¿Qué accesorios integrar para aprovechar al máximo las potencialidades de tu almacén automático?

Modula Lift, sin lugar a dudas, será capaz de revolucionar tu flujo de trabajo. Más de treinta años de experiencia y de investigación continua han permitido crear un producto altamente tecnológico, en el que la seguridad y el diseño son absolutos protagonistas. ¿Qué accesorios te aconsejamos? Barra de LED alfanumérica, puntero láser, put-to-light, separadores, divisores y realces para bandejas e Interfaz Robot.

Metalúrgico / siderúrgico