Ahorro de tiempo

Elegir una solución de almacenamiento con un almacén vertical permite un enorme ahorro de tiempo.

La mercancía resultará más accesible y los operadores ya no deberán desplazarse por el almacén para recoger o depositar sino que permanecerán en la zona del almacén automático durante todas las operaciones de recogida.

La búsqueda del material lleva mucho menos tiempo, ya que las mercancías están localizadas en el Modula y los materiales se llevan directamente a la bahía de recogida siguiendo el principio “mercancía al hombre”.

Los operadores pueden ser intercambiables y el almacén Modula puede informar sobre la presencia o ausencia de mercancías almacenadas, facilitando su localización, garantizada por el seguimiento de las mercancías.

Descubre ya las numerosas otras ventajas de los productos Modula: adecuados para cualquier ambiente industrial, permiten optimizar el tiempo y el espacio, en beneficio de la productividad.

 

¿QUIERE REDUCIR EL TIEMPO DE PREPARACIÓN DE LOS PEDIDOS?

Contáctanos