La logística de almacén en el sector farmacéutico está en constante evolución. Las soluciones propuestas para el almacenamiento, la conservación y la distribución de productos farmacéuticos pretenden facilitar las cuestiones críticas de gestión que siempre han caracterizado este ámbito, en particular algunos vínculos impuestos por el mercado y por normas legislativas específicas.

Entre los principales retos de la logística de almacenes para el sector farmacéutico recordamos:

  • almacenamiento y conservación adecuada de los medicamentos (productos voluminosos, productos frágiles, productos refrigerados, medicamentos estupefacientes);

  • variedad del surtido de medicamentos y medicinas en el mercado;

  • tiempo para el despacho de pedidos «limitado»;

  • recogida y distribución de medicamentos.

¿Qué es la logística farmacéutica?

La logística en el sector farmacéutico se aplica a diferentes contextos. Piénsese, por ejemplo, en las empresas farmacéuticas y laboratorios o en las farmacias físicas, las farmacias dentro de los hospitales o el cada vez más popular comercio electrónico de medicamentos. Son precisamente las farmacias en línea las que están impulsando el desarrollo exponencial de este tipo de comercio.

Según los datos presentados a finales de marzo por IQVIA, referente internacional en la elaboración y análisis de datos sanitarios y en el desarrollo de tecnologías para la evolución en el ámbito sanitario y médico, las ventas en línea de medicamentos en Italia están en expansión: en el último año (de febrero de 2020 a febrero de 2021) se ha producido un incremento del 71% en términos de ganancias con un aumento del 84% en el volumen de ventas.

Según el informe “e-Pharmacy Market”, publicado en diciembre 2020 por Global Market Insights, «en 2019 el mercado mundial de medicamentos en línea alcanzó los 60.700 millones de dólares (USD). […] Se espera que alcance los 149.400 millones de dólares (USD) en 2026, con una CAGR* del 14,3% para el periodo 2020-2026.»

*Compound Annual Growth Rate – Tasa de crecimiento anual compuesta: uno de los indicadores más difundidos para calcular el crecimiento de un valor específico durante un periodo de tiempo determinado.

Cada contexto de uso mencionado tiene sus propias características y necesidades, a las que los sistemas logísticos de almacén dan respuestas específicas, con soluciones de almacenamiento y distribución tecnológicamente innovadoras y avanzadas.

Las necesidades logísticas del sector farmacéutico

Entre los requisitos logísticos de los distintos ámbitos del sector farmacéutico y médico está, sin duda, la necesidad, por un lado, de aprovechar al máximo el espacio disponible y, por otro, de regular la temperatura, la humedad o controlar la cantidad de partículas en el aire (salas blancas), condiciones esenciales para el correcto almacenamiento de los productos.

Pensemos, por ejemplo, en las empresas farmacéuticas o los laboratorios: además de utilizar almacenes automáticos estándar (para el almacenamiento de blísteres, moldes u otro tipo de mercancías), necesitan utilizar sistemas de almacenamiento para aplicaciones especiales que garanticen la regulación de la temperatura y la humedad o la cantidad de micropartículas de polvo suspendidas en el aire. Hablamos aquí de algunas soluciones concretas:

  • Almacenes automáticos con temperatura y humedad controladas. Garantizan el seguimiento preciso de los productos y el control de sus condiciones de almacenamiento, para evitar cualquier interrupción de la cadena de frío y preservar el material almacenado del proceso de deterioro. Modula Climate Control es la solución de almacenamiento de Modula que hace precisamente eso. Mediante los sistemas Modula Lift, adecuadamente diseñados para garantizar un almacenamiento de alto rendimiento y unas condiciones de temperatura y humedad controladas, estas soluciones pueden funcionar en un rango de temperatura entre +2°C y +25°C (±1°C), con un control de la humedad relativa >5%.

  • Almacenes de baja humedad. Diseñados para el almacenamiento de materiales sensibles a la humedad, mantienen la humedad relativa presente en el entorno de almacenamiento por debajo de un determinado valor. Modula Dry es el almacén automático vertical que garantiza un valor de humedad relativa inferior al 5%.

  • Almacenes de salas blancas. Funcionan dentro de las salas limpias y garantizan que la clase de la sala no se vea comprometida, evitando así la contaminación del material almacenado (piense no sólo en los medicamentos, sino también en el instrumental estéril destinado a los quirófanos). El sistema de almacenamiento para salas blancas Modula Clean Room ofrece condiciones conformes a la norma ISO 14644, que cumplen con las clases 7 y 8.

    Estas soluciones están diseñadas para limitar la producción de polvo durante el funcionamiento del almacén y, además, para limitar los depósitos de polvo presentes en la sala blanca dentro del almacén.

Si consideramos el ámbito de las farmacias físicas, las farmacias dentro de los hospitales y, en particular, las parafarmacias, una solución de almacenamiento interesante es el almacén vertical automático compacto.

Modula ha desarrollado Modula Slim, el almacén vertical modular, compacto y flexible que es ideal para contextos como éstos, consiguiendo reducir el espacio en el suelo y aprovechando la densidad de almacenamiento: la capacidad total de un Modula SLIM alcanza, de hecho, los 25.000 kg con alturas que van de los 2,4 a los 7 metros y sólo 1,6 metros de profundidad, por lo que se adapta incluso a los espacios más estrechos y ajustados, como compartimentos o trasteros.

Modula SLIM es perfecto para almacenar mercancías de diferentes formas y tamaños, desde artículos sueltos hasta contenedores, como cajas, botellas, pañales, cremas. Modula SLIM es un almacén automático que también permite mantener las provisiones bajo control, agilizando las operaciones de picking y reduciendo los errores de depósito.
Los almacenes Modula SLIM son una alternativa válida a otros tipos de almacenes y soluciones de almacenamiento para la dispensación de medicamentos, que son mucho más caros y menos versátiles.

Almacenes automáticos estándar y de atmósfera controlada en el sector farmacéutico

Por último, la combinación de almacenes automáticos estándar y de atmósfera controlada resulta ser la solución perfecta para el comercio electrónico en el sector farmacéutico y parafarmacéutico, ya que no sólo garantizan, cuando es necesario, un entorno de almacenamiento con temperatura y humedad controladas (condiciones específicas exigidas por normativas estrictas), sino que también permiten agilizar todas las operaciones relacionadas con la actividad logística. Los almacenes automáticos responden a la necesidad del sector farmacéutico y parafarmacéutico de acceder fácil y rápidamente a un gran número de referencias, aprovechando al máximo el espacio disponible. Como todos los almacenes automáticos verticales Modula, también el almacén Modula Climate Control facilita el acceso a los códigos SKU, agilizando las operaciones de picking y aumentando la precisión, para minimizar los errores de recogida y composición de pedidos: estos aspectos son fundamentales cuando se habla de logística y comercio electrónico.

Almacenes automáticos: integración entre el WMS y el sistema ERP

En el sector farmacéutico, la eficiencia y la precisión deben mantenerse constantemente al más alto nivel. Un software de almacén que sea capaz de organizar y optimizar los flujos logísticos, que garantice un rendimiento alto y que pueda integrarse fácilmente con los sistemas de información existentes es indispensable para cualquier empresa que opere en este sector.

Para ello, Modula ha diseñado un software de almacén capaz de coordinar y mejorar los procesos operativos y logísticos en su conjunto, adquiriendo los datos logísticos, mejorando la catalogación y haciendo eficiente la gestión SKU.

El sistema WMS Modula puede integrarse con cualquier ERP de la empresa de forma sencilla y rápida, gracias a los protocolos de intercambio de datos probados: hasta ahora cuenta con más de 10.000 instalaciones con éxito en diversos sectores.

¿Cuáles son las ventajas de los almacenes Modula para el sector farmacéutico?

La nueva línea de almacenes automáticos verticales Modula Climate Control, Modula Clean Room y Modula Dry, junto con el clásico Modula Lift y el compacto Modula Slim, reúnen lo mejor de la tecnología y capacidad de innovación de Modula:

  • reducción de la superficie de suelo ocupada, aprovechando al máximo la densidad de almacenamiento;

  • optimización de los tiempos de recogida en la preparación de los pedidos;

  • seguimiento de todas las operaciones de recogida, identificando quién las ha realizado y con la posibilidad de controlar cada acceso;

  • acceso rápido y ergonómico a los artículos para todos los operadores;

  • inventario siempre controlado y actualizado;

  • control de la temperatura y humedad, para la conservación de determinados tipos de productos, evitando la formación de condensación;

  • modularidad y flexibilidad, para el almacenamiento de productos y mercancías de diferentes tamaños y formas;

  • supervisión remota de los sistemas de almacenamiento;

  • prestaciones excelentes y altos estándares de calidad.

Modula desarrolla almacenes automáticos verticales y horizontales, modulares y flexibles, capaces de garantizar la adecuada solución de almacenamiento y gestión de las operaciones de logística en cada contexto de uso. Descubre todas las novedades y las soluciones modulares Modula para la logística de almacén.

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos