En la era de la Industria 4.0, el almacén automatizado robotizado está demostrando ser una solución eficaz, capaz de garantizar un alto rendimiento en la logística de almacén. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de un almacén robotizado? En los próximos párrafos profundizaremos en las características y ventajas de este innovador sistema de almacenamiento y gestión de mercancías. 

¿Qué es un almacén robotizado?

Un almacén robotizado es una instalación equipada con sistemas automatizados de gestión de mercancías en los que se han implantado soluciones mecánicas robotizadas. Se trata de un sistema para la logística de almacén en el que los robots y la automatización trabajan en completa sinergia para garantizar una gestión más rápida y precisa de todo el proceso de manipulación de bienes y productos. 

Robot cartesiano y robot antropomorfo para almacenes automatizados

Los robots cartesianos y los robots antropomorfos son algunas de las soluciones robóticas más populares que pueden integrarse en los almacenes automatizados. 

Los robots cartesianos también se denominan robots lineales porque utilizan el sistema lineal cartesiano para desplazar las mercancías. Son robots industriales, diseñados para realizar movimientos en línea recta a lo largo de los tres ejes x, y y z. Según las coordenadas cartesianas y según su grado de libertad, un robot cartesiano es, de hecho, capaz de desplazarse alcanzando posiciones predefinidas dentro de los espacios de trabajo. Un robot cartesiano es un recurso muy versátil en logística, porque permite un desplazamiento preciso incluso en espacios limitados.

Los robots antropomorfos, por ejemplo, formados por brazos mecánicos, también resultan ser una solución versátil para optimizar y acelerar el desplazamiento incluso de cargas pesadas, ayudando a simplificar las operaciones de desplazamiento de las mercancías y de picking. Además, los robots antropomórficos son capaces de llegar a zonas de trabajo de difícil acceso o en varios niveles, por ejemplo, robots antropomorfos que trabajan «en altura».

Ventajas de un almacén automático robotizado

Un almacén automatizado robotizado es capaz de simplificar las operaciones logística, haciendo más eficiente la manipulación de las mercancías y la gestión del picking, pero también es una herramienta válida para gestionar actividades pesadas, que antes eran realizadas totalmente por operadores. Se puede decir, por tanto, que las ventajas de los almacenes robotizados se dan en varios frentes: desde la optimización de los procesos de gestión del almacén, hasta la mejora de las condiciones de trabajo y la seguridad de los operadores. Las principales ventajas de un almacén automático robotizado son:

  • mejora de la calidad y la previsibilidad en el nivel de producción;
  • mejorar la organización del trabajo;
  • desarrollo de operaciones de co-picking de productos (colaboración hombre-robot); 
  • mejora de las condiciones de trabajo (gestión de acciones repetitivas y cargas pesadas); 
  • versatilidad de aplicación en diferentes ámbitos y sectores;
  • mayor atención a la seguridad en los lugares de trabajo;
  • garantizar una distancia adecuada entre el operador en los puestos de trabajo (considerando especialmente las medidas para evitar la prevención de la difusión la Covid-19);
  • mejor gestión en el ámbito de la logística inversa.

¿Cómo integrar un robot en el interior de un almacén automatizado?

Modula ha desarrollado almacenes automáticos capaces de trabajar en sinergia con los robots, permitiendo optimizar los procesos de gestión de mercancías y picking.

Entre las propuestas Modula, OnePick combina eficazmente la tecnología robótica con la automatización del almacén. OnePick es, de hecho, el almacén vertical automático Modula Lift con bahía de picking equipado con robot cartesiano. La bahía tiene una altura predefinida desde el suelo, capaz de integrarse automáticamente con transportadores de rodillos y cintas transportadoras. Modula OnePick es una solución sencilla que puede integrarse fácilmente con sistemas de manipulación externos, como transportadores y AGV. La combinación entre robot y automatización permite instalar un almacén vertical incluso en zonas de difícil acceso, alejadas del lugar dedicado a la recepción de la mercancía. Modula OnePick utiliza un software WMS que puede mapear la posición de los contenedores en el cajón. Esta posición también se utiliza en las operaciones de picking, ya que la pinza utiliza el mismo mapeo para orientarse y coger lo que se necesita de forma independiente. Es un sistema perfecto para el desplazamiento de cajas (por ejemplo, de plástico o de cartón). 

Además, los almacenes Modula pueden ser interconectados con robots antropomorfos. En este caso, el robot suele introducirse dentro de una isla robotizada y puede colocarse de forma permanente frente al almacén Modula o montarse sobre un carril, con el fin de poder servir más de un almacén. En casos especiales, el robot puede montarse en un vehículo con desplazamiento manual o autónomo. 

Para el correcto funcionamiento del robot en las operaciones de almacén, se requerirá tanto la licencia del WMS (que integra la interconexión a través de un protocolo de comunicación de software basado en el acceso directo a la memoria del PLC del robot o en modo de socket del servidor) como la predisposición del «kit robot» en el cuadro eléctrico para la gestión de las señales eléctricas. La combinación de Modula y el robot antropomorfo es ideal para el desplazamiento de cajas o incluso en el caso de picking individual o recogida de piezas individuales (o SKU) presentes dentro de un contenedor para la preparación de pedidos compuestos (que contienen piezas con diferentes SKU). El picking individual, utilizado a menudo en los centros de distribución, utiliza robots antropomorfos para operaciones repetitivas, simplificando el proceso de preparación del pedido y optimizando los tiempos y la calidad del trabajo.

Empresas que han optado por almacenes automáticos robotizados

Muchas empresas de diferentes sectores han optado por sistemas para la gestión de la logística de almacén o para la producción que integran los robots con el almacén automático, obteniendo resultados efectivos y de rendimiento, veamos algunos ejemplos:

  • Almacenes automatizados robotizados Modula para Ford Motor Company Valencia

    La sede española de Ford Motor Company se encuentra en las afueras de Valencia desde 1973. En este establecimiento, donde hoy trabajan más de 8.000 empleados, las líneas de producción están operativas 24 horas al día, 7 días a la semana. Los métodos de gestión del espacio y la precisión de los tiempos de adquisición siempre han sido el foco del establecimiento y corrían el peligro de verse socavados por interrupciones ocasionales en las líneas de producción. Por ello, Ford buscaba sistemas que permitieran disponer rápidamente de los componentes necesarios para la fabricación de automóviles y almacenar con mayor precisión las piezas necesarias durante la producción, con el fin de optimizar las operaciones de picking por parte de los operadores. Los almacenes Modula resultaron ser la solución perfecta. Laimplementación de tres almacenes  Modula integrados con robot antropomorfosen la línea de producción de motores ha garantizado la continuidad de la producción y la calidad del almacenamiento. Los almacenes robotizados se utilizaron tanto para el desplazamiento de los componentes dentro de la zona de producción como buffer, actuanado desde zonas de almacenamiento intermedio en caso de paradas por avería de la línea de producción.

  • Almacenes automatizados robotizados Modula para Speroni S.p.A.

    Speroni S.p.A. es un fabricante italiano de bombas, electrobombas y grupos de presión, con una capacidad de producción diaria de más de 3.000 artículos. Para aumentar la productividad y mejorar la calidad de los productos, Speroni ha desarrollado una isla de trabajo totalmente automatizada dentro de su área de producción, que permite almacenar tanto el material sin tratar como las piezas acabadas. Speroni ha decidido implementar en su línea de producción un almacén Modula integrado con un robot antropomorfo, cuya función es la de buffer, operativo las 24 horas del día. De este modo, es posible almacenar una mayor cantidad de componentes semiacabados y acabados, lo que permite que la estación de trabajo funcione de forma autónoma incluso durante periodos de tiempo prolongados, para conseguir una mayor flexibilidad en las operaciones de producción y una mejor calidad de trabajo para los operadores.

En todo almacén automatizado robotizado pueden reconocerse claramente tres elementos, cada uno de los cuales puede adaptarse a las necesidades de cada empresa: estructura (o sistema) automatizada, robot y software WMS. Modula puede guiarle en la definición y elección del almacén automatizado robotizado más acorde con sus necesidades. ¿Quiere saber más sobre los almacenes verticales y horizontales Modula y las soluciones para la integración de robots en almacenes automáticos? Póngase en contacto con nosotros para hablar con uno de nuestros asesores técnicos.

¿Quieres saber más sobre los almacenes verticales?

Si los almacenes Modula han despertado tu curiosidad, contacta con nosotros y te explicaremos cómo utilizarlos según tus exigencias.

Contáctenos