Cerámica

¿Qué necesidades de almacenamiento tiene el sector cerámico?

Cada año las colecciones cambian y se lanzan al mercado nuevas series. Pero es necesario mantener un archivo histórico de muestras de cada una de ellas. A veces, es necesario consultar antiguos documentos, que se deben conservar durante mucho tiempo, o simplemente encontrar un viejo catálogo o fotografía. Sería imposible hacerlo sin un archivo automatizado, confiando simplemente en la memoria del personal. Por ello, empresas como Florim, Marazzi, Atlas Concorde y el Gruppo Romani han elegido la tecnología vanguardista de los almacenes verticales Modula.

En el sector de la cerámica, las exigencias de almacenamiento varían dependiendo de la sección de la que hablamos.

Modula y el almacenamiento en la sección de muestras y marketing

Un almacén vertical automático es la respuesta ideal para poder encontrar con un simple clic la muestra de una determinada colección de un año concreto. No puede compararse con un archivo clásico en estanterías, donde los objetos pueden caerse, llenarse de polvo o sufrir golpes. Las muestras almacenadas en un Modula pueden ser accesibles solo para un número limitado de operadores, gracias a inicios de sesión y contraseñas diferentes según su perfil. Muchas empresas del sector cerámico han elegido Modula para archivar de manera ordenada, limpia y simple todo su material de marketing y, así, facilitar su búsqueda. Catálogos, folletos, muestrarios, artículos promocionales y embalajes particulares constituyen un valioso archivo para la cerámica. Modula cubre esta necesidad de almacenamiento del material de marketing. Además, esto también facilita el servicio de atención al cliente, agilizando las respuestas a las consultas de los interesados. Por otra parte, si se elige la doble bahía externa, es posible acelerar las operaciones de picking, ya que mientras una bandeja entrega la mercancía al operador, la otra sube para recoger el artículo siguiente o para almacenar nuevo material.

Cepillos abrasivos, material para el lapado, corte y cualquier herramienta de rectificación se encontrarán con facilidad con un solo clic del operador. Esto vale también para todos los repuestos necesarios para las plantas de producción de cerámica, de diferentes medidas, valor, utilidad y rotación.

Modula y el almacenamiento en el área: tampones y prensas

Mantener el inventario bajo control y poder acceder al material necesario en tiempo real significa evitar paradas de producción. Todas estas operaciones pueden realizarse utilizando Copilot, una intuitiva consola con pantalla táctil. Los tampones y las prensas, tradicionalmente almacenados en palets y estanterías, se pueden guardar en almacenes automáticos verticales. Esto es así, gracias a la alta capacidad de cada bandeja, a la facilidad de acceso que proporciona la bahía externa y a la facilidad para integrarse con otros sistemas de manipulación y puesta en cero del peso o con robots antropomorfos que completan el trabajo de los operadores, protegiendo la ergonomía. Los tampones pueden mapearse de manera sencilla mediante el software WMS, para poder proceder a una rápida gestión de las prensas sin errores. Las bandejas de los Modula tienen una capacidad total de 990 kg, por lo que son ideales para almacenar maquinaria.

Laboratorio e investigación y desarrollo con Modula

Material de laboratorio, herramientas, pinturas, tintas o elementos para la decoración: todo esto se puede organizar en un Modula ahorrando hasta el 90 % de la superficie. Por ejemplo, 47 m³ se pueden concentrar en 14 m², como en el caso de Florim. Imagina poder almacenar los kits utilizados en el pasado para muestras y pruebas, tintas especiales o material que se debe conservar en un lugar protegido de la luz, los agentes externos, las temperaturas elevadas y, sobre todo, lejos de ojos indiscretos. Con Modula esto es posible gracias a los accesos limitados por permisos, los códigos sujetos a seguimiento y la monitorización de los movimientos. Seguridad y máximo ahorro del espacio se traducen en eficiencia y rendimiento. En definitiva, un modo mejor de trabajar.

¿Qué Modula elegir y con qué accesorios combinarlo?

Modula Lift es una elección habitual en las empresas del sector cerámico. En general, las empresas que eligen Modula comparten los accesos al almacén con 30/40 operadores. Es posible que varios operadores trabajen en el mismo almacén pero con accesos a productos o bandejas diferentes, gracias a sistemas como lectores de tarjeta, EKS, sistemas magnéticos o de deslizamiento. El procedimiento de inicio de sesión permite saber quién ha tenido acceso a una determinada bandeja, cuándo lo ha hecho y qué operaciones ha realizado. Esto garantiza un seguimiento total y completo, pero también una función múltiple para la gestión de diferentes departamentos y solicitudes simultáneamente. A continuación, te indicamos algunos accesorios para potenciar al máximo tu Modula: barra alfanumérica, puntero láser y put-to-light.



¿QUIERE SABER POR QUÉ OTRAS EMPRESAS YA HAN ELEGIDO MODULA?

Contáctanos