Alimentos y bebidas

¿Por qué elegir un almacén Modula?

La productividad para las empresas que operan en el sector Alimentos y bebidas ha adquirido una importancia considerable en los últimos años. Una variedad cada vez mayor de productos y novedades en cuanto a embalajes y envases hace que los depósitos con almacenes tradicionales resulten dispersivos y poco económicos.
El mercado de la distribución alimentaria es muy particular, en continua evolución y cambio: inestable, de alta competencia, no fácil de gestionar. Es extremadamente importante mantener tiempos de entrega puntuales y esto es posible sólo reordenando el almacén y haciéndolo más funcional.
Creadas para aprovechar al máximo la altura de los edificios ahorrando espacio en el suelo, las tecnologías verticales son la respuesta ideal para un almacén ordenado, limpio, seguro y veloz.
Dentro de las bandejas los productos estarán totalmente protegidos y ordenados, gracias al uso de separadores y divisores metálicos. Para acoger una mayor cantidad de materiales se podrán colocar realces que aumentarán la altura de los cantos.
Es posible personalizar el almacén según las exigencias propias: por ejemplo, determinando el número de bandejas o el modo en que se subdividen internamente, para poder memorizar el máximo número posible de artículos en su interior. Las alturas de carga se gestionan automáticamente: el almacén decide la distancia mínima entre una bandeja y la otra. En 16 metros cuadrados es posible almacenar 80 metros cúbicos de mercancía, por un total de 90.000 kg.
Esto significa que es posible utilizar los almacenes verticales Modula para conservar miles de etiquetas junto con los materiales pesados utilizados para la producción.
Los operadores ya no deberán desplazarse por el almacén para recoger o depositar la mercancía, sino que los productos se llevarán directamente a la bahía de recogida siguiendo el principio “mercancía al hombre”.
Recoger un producto con la interfaz de operador Copilot es una operación rápida y sencilla. Es suficiente seleccionar en la consola el artículo deseado, y en pocos segundos se presentará en el nivel de carga la bandeja de la cual recoger el producto. Ya no se perderá tiempo buscando la mercancía manualmente dentro del edificio y al mismo tiempo se agilizarán las acciones de recogida.
Cada vez que se recoge o deposita un producto, el operador puede obtener indicaciones claras sobre las existencias teóricas del almacén y confrontarlas con las existencias efectivas, facilitando la alineación de los dos estados en caso de inventario.
Éstas son las empresas que han decidido mejorar las prestaciones de sus almacenes con Modula.



¿Desea mejorar el rendimiento de su sistema de almacenamiento?

Descubra cómo Modula recupera espacio y aumenta la productividad en sus operaciones de picking.

Contáctenos