Distribución/Comercio Electrónico

La logística a medida del comercio electrónico

El porcentaje de compras en línea crece cada año y lo hace con porcentajes de dos dígitos. Desde el almacenamiento hasta el transporte, pasando por el embalaje, la logística inversa y la gestión de las devoluciones, la logística “a medida del comercio electrónico” no puede prescindir de la creciente automatización del almacén para mejorar su eficiencia operativa.

¿Pero por qué un almacén automático en el comercio electrónico puede ser una válida ayuda para mejorar la eficiencia y el rendimiento de las actividades?

Para quienes se dedican al comercio electrónico es esencial almacenar los productos que vende en línea de manera clara, ordenada y coherente. Algunos productos deben reponerse rápidamente, otros esporádicamente y otros requieren un largo plazo de preparación. Todas estas dinámicas podrán resultar sencillas y mantenerse bajo control con los almacenes verticales Modula y el software WMS (Warehouse Management System) para gestionar el almacén.

Existiendo una variable estacional ligada a la fluctuación de demanda que requiere inversiones para tener más almacenes y más espacio en ciertas épocas del año, es mucho mejor pensar en invertir menos dinero en naves y espacios. La correcta gestión de la logística en el comercio electrónico realmente puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una tienda electrónica.

Almacenes ordenados con Modula

Para quienes se dedican al comercio electrónico es esencial almacenar los productos que vende en línea de manera clara, ordenada y coherente. Algunos productos deberán reponerse rápidamente, otros esporádicamente, y otros requieren un largo plazo de preparación: todas estas dinámicas se gestionan de manera inteligente mediante un almacén vertical Modula y el software WMS. Con los almacenes verticales Modula se pueden distribuir los productos entre las bandejas de la manera más adecuada para preparar los pedidos. Con separadores y divisores, una sola bandeja puede contener muchos códigos identificados de forma unívoca gracias al mapeado software. Con un almacén vertical, todo el material se encuentra en el mismo punto y los operadores no necesitan caminar inútilmente de un lado al otro. La recogida y el depósito se realizan en la bahía de picking, que se encuentra a una altura ideal para la ergonomía del operador. La bandeja puede llegar a la bahía con una llamada manual (mediante consolas con pantalla táctil) o en automático, por mando a distancia. En este caso, la bandeja es pilotada por el software WMS conectado con los sistemas ERP. Después de cada recogida y depósito se solicita una confirmación de la operación, que permite al almacén proceder con el flujo operativo o actualizar las existencias, si está dotado de software WMS. La recogida se efectúa llamando una bandeja desde la pantalla táctil de una consola Copilot: la bandeja llega a la bahía a la altura del operador, se confirma la operación y el sistema actualiza automáticamente las existencias. De esta manera, es fácil controlar las existencias de todos los productos.

Con la doble bahía, el artículo siguiente puede llegar a la bahía mientras se procesa el anterior con lo cual se aumenta considerablemente la velocidad y se eliminan los desplazamientos del operador, que lo tendrá todo en el mismo lugar.

El almacén que garantiza seguridad

¿Tu comercio electrónico mueve materiales de valor? ¿Quieres tener la certeza de que los productos están protegidos de manos indiscretas? Modula prevé un acceso limitado a las bandejas y a los productos mediante inicios de sesión y contraseñas dedicados o mediante el acceso con lectores EKS, BADGE o RFID. Puedes seguir todos los flujos en cualquier momento. 

Con Modula puedes eliminar las diferencias en las existencias con un solo clic

La decepción de un cliente que no recibe un pedido o que se entera de que tu producto de punta no está disponible o que recibe un correo electrónico informándole que no se le suministrará el producto que ha pedido son problemas evitables si se gestiona correctamente la actividad de almacén. Puedes incorporar un almacén automático Modula en el flujo de tu empresa integrándolo fácilmente con tu software, y esto te permitirá:

• llevar un control regular de las entradas y salidas y actualizar las existencias de almacén;

• gestionar de manera ordenada las existencias, divididas por modelo, tamaño, talla y color;

• gestionar o prever con facilidad unas existencias mínimas para impedir la venta de productos cuando están por terminarse;

• mantener bajo control las existencias teóricas y alinearlas con las reales o deseadas, incluso con rectificaciones de los inventarios;

• mantener bajo control la alineación entre existencias físicas y existencias de sistema.

Estas operaciones permiten optimizar la gestión de los pedidos y actualizar just in time el sistema a medida que los pedidos se procesan. 

No más errores con nuestros almacenes automáticos verticales

La gestión precisa de los movimientos de almacén y la correcta preparación de los pedidos son fundamentales para tener el menor número de devoluciones posible y no decepcionar al cliente. La precisión de la recogida se transforma en un ahorro notable porque determina la idoneidad del pedido y la entrega puntal al cliente final.

Modula reduce drásticamente los errores de picking porque guía al operador en la recogida y el depósito. Ayudas visuales, como el puntero láser, la barra led y la barra led alfanumérica, facilitan todavía el picking, incluso para los menos expertos. Está instalada en la parte superior de la bahía operador. Cuando un segmento específico de la barra se ilumina, indica la sección de la bandeja involucrada en la operación de recogida/depósito. Además de la barra led, este dispositivo proporciona información como: cantidad, código, descripción y posición sobre el eje Y (profundidad). Es un puntero de dos ejes. El material es señalado por la intersección de una línea holográfica roja (eje X) y un punto verde (eje Y). El punto identifica de manera unívoca qué recoger. Esta opción mejora la precisión de la recogida y garantiza la selección de los materiales correctos. También se puede utilizar para confirmar los pedidos. Inalámbrico, fácil de manejar en cualquier lugar.

El embalaje justo en el momento justo

¿La mercancía está lista y el embalaje no? La velocidad de los envíos es determinante para el comercio electrónico y cumple un papel fundamental para el éxito de la actividad. Todo debe estar listo en el momento adecuado y en el lugar justo. Embalajes, etiquetas, material de protección y cajas son elementos integrantes del orden y deben estar disponibles en el momento del pedido, incluso para optimizar la relación peso/volumen, que incide en el coste del transporte.

Con Modula también se controlan las existencias relacionadas con el embalaje. Usar Modula significa tener solo lo necesario, en la medida y la cantidad justas para evitar derroches y almacenamiento de artículos obsoletos.

¿Modula como buffer?

Pedidos por elaborar, devoluciones, material en espera, parciales o productos estacionales: Modula es la solución para crear un depósito momentáneo ordenado y limpio, por ejemplo, en el área de recepción de las devoluciones. Se puede asociar perfectamente a otros sistemas de transporte automático para recolocar la mercancía a su regreso. La gestión dinámica de las alturas de carga permite un almacenamiento optimizado en el almacén.

Esto significa que Modula controla la altura del material entrante, verifica los espacios disponibles en el interior y deposita la bandeja reduciendo al mínimo el espacio vacío entre una bandeja y la otra. Así, pues, no quedan “huecos vacíos” y se aprovecha toda la altura de tu espacio.



¿QUIERE SABER POR QUÉ OTRAS EMPRESAS YA HAN ELEGIDO MODULA?

Contáctenos