Reducir los costes de gestión y organización de un almacén aumentando la eficiencia y la productividad: uno de los grandes objetivos a los que apuntan hoy muchas empresas. Los costes de gestión, mantenimiento y organización de un almacén a menudo son muy altos, y reducirlos sin tener que sacrificar la eficiencia es fundamental para las empresas que aspiran a seguir creciendo e imponerse en el mercado.

Estos costes pueden tener fuertes repercusiones en el balance. Solo a través de una reducción de costes asociada a una gestión rentable del almacén es posible aspirar a una mayor eficiencia productiva.

Gestión eficiente del almacén: por qué es un factor fundamental para el crecimiento de una empresa

¿Por qué razones es importante mantener los niveles más altos de calidad, rendimiento y eficiencia del almacén, reduciendo todo lo posible los costes y también los errores?

En primer lugar, una mala gestión del almacén, además de ralentizar los procesos ligados a los flujos de las mercancías entrantes y salientes, podría comprometer las relaciones con el cliente final, que si no está plenamente satisfecho con el producto recibido (por ejemplo, porque se le entregó la mercancía equivocada o un producto dañado) o si está decepcionado por el servicio suministrado (por ejemplo, porque recibió el producto tarde) podría no estar más dispuesto a comprar en la misma empresa y dirigirse a otros vendedores.

Sin mencionar que una gestión desorganizada del almacén podría traducirse en un derroche de capital que podría emplearse en otras cosas, como en inversiones ad hoc para fomentar la actividad de la empresa y estimular su crecimiento.

Pero ¿cómo se logra una gestión más eficiente del almacén?

Gestión eficiente del almacén y reducción de los costes: por dónde empezar

Reducir los costes es indudablemente una de las primeras medidas a adoptar para optimizar la logística de almacén.

Una empresa que apunta a una gestión óptima de su almacén debería hacer todo lo posible por evitar derroches y reducir al mínimo los errores. Por suerte existen muchas maneras de alcanzar este objetivo, aumentando paralelamente la eficiencia organizativa.

La decisión de centrarse en nuevas soluciones tecnológicas e invertir en programas de software para una gestión eficiente de todas las actividades del almacén aprovechando la automatización de los procesos, puede marcar la diferencia.

Así como tener en cuenta las estadísticas relativas a los productos que entran y salen del almacén, para mantener bajo control el stock, aprender a pedir las cantidades correctas de mercancía y reducir los costes de las actividades de almacenamiento.

La mejor manera de coordinar todos estos aspectos y obtener una mayor eficiencia organizativa consiste en dotarse de nuevos almacenes automáticos verticales.

Qué papel cumplen los almacenes automáticos verticales y por qué vale la pena invertir en automatización

Decidir invertir en almacenes verticales automatizados es sin duda una opción ganadora para las empresas que tienen grandes ambiciones y desean aumentar su eficiencia organizacional.

¿La razón? No existe mejor manera de automatizar y agilizar las operaciones de carga y descarga de los productos y de desplazar las mercancías, reduciendo al mínimo cualquier posibilidad de error.

Los almacenes automáticos verticales incorporan tecnologías avanzadas y además de ser muy fáciles de implementar, pueden ser utilizados por los operadores ya presentes en la empresa, sin necesidad de asumir personal cualificado.

Un desarrollo más preciso de las operaciones, una considerable reducción de errores y daños, el mantenimiento de altísimos estándares de fiabilidad de los procesos son solo algunas de las ventajas derivadas de la adopción de los almacenes automáticos verticales, a lo que se añade la posibilidad del seguimiento de la mercancía, manteniendo bajo control en tiempo real el stock y el inventario y monitorizando el estado actual de las existencias.

Automatizzare la movimentazione delle merci in magazzino

Cómo lograr una mayor eficiencia organizativa gracias a los almacenes automáticos verticales

Mejorar el rendimiento de tu empresa, al tiempo que reduces los costes, ya no es una utopía gracias a los almacenes automáticos verticales.

Estas instalaciones se basan en el uso de programas de software innovadores que pueden integrarse directamente en los sistemas informativos de la empresa y que permiten almacenar y retirar una gran variedad de productos, ahorrando tiempo y espacio en el suelo.

Para ser realmente competitiva en el mercado, una empresa debe estar en condiciones de gestionar con la mayor eficiencia posible las operaciones de almacenaje y retiro de las mercancías, y de elaborar los pedidos con la máxima puntualidad y precisión, para satisfacer plenamente las exigencias del cliente y no fallar a sus expectativas.

Los almacenes automáticos verticales son la mejor solución para gestionar las actividades logísticas con la máxima eficiencia y rapidez.

Versatilidad y flexibilidad: las dos grandes cualidades de los almacenes automáticos verticales

Una de las principales cualidades de los almacenes automáticos verticales es su versatilidad: estas soluciones pueden ser adoptadas tranquilamente por todas las empresas y se adaptan perfectamente a cualquier sector. Gracias a una gestión más simple, rápida y segura de las mercancías, todas las operaciones de picking y almacenamiento se pueden llevar a cabo fácilmente por el personal que también se verá beneficiado por la excelente ergonomía de los almacenes, ya que son a escala humana.

Otra importante característica por la que los almacenes automáticos verticales son la solución ideal para mejorar la eficiencia organizativa de las empresas es la flexibilidad. Si hasta hace unos años solo las grandes empresas consideraban conveniente instalar almacenes automatizados, hoy en día incluso las empresas más pequeñas pueden invertir en automatización. Y el motivo se puede intuir fácilmente: los costes de la inversión ya no son tan altos.

Almacenes automáticos verticales vs curva de aprendizaje

A pesar de las muchas ventajas de los almacenes automáticos verticales, la idea de invertir su capital en tales soluciones todavía tiende a asustar mucho a las empresas. Muchas pequeñas y medianas empresas, que suelen tener que afrontar problemas de presupuesto sin contar con muchos recursos, están empezando a entender que realmente vale la pena invertir en estos sistemas.

Además de los puntos fuertes que hemos explicado, los almacenes automáticos verticales aseguran una alta curva de aprendizaje. Están tan bien estructurados que los operadores tardan muy poco tiempo en aprender a utilizarlos correctamente, sin encontrar ningún problema en particular.

Los almacenes son soluciones tecnológicamente avanzadas pero resultan muy intuitivos y fáciles de utilizar, y el aprendizaje puede ser fácilmente representado por una curva clásica: el coste medio de uso de un almacén automático tiende a reducirse en función del tiempo de uso acumulativo.

Estas instalaciones son, pues, una óptima inversión, sobre todo para las empresas que apuntan a optimizar sus resultados y a aumentar su eficiencia productiva a largo plazo.

¿Cuánto sabes de almacenes verticales?

Mejorar la gestión de las reservas, aumentar la seguridad del almacén, agilizar las operaciones de inventario… Los almacenes verticales ofrecen estas y muchas otras ventajas.

¿Sabes cómo funcionan? ¡Ponte a prueba!

¡Responde al cuestionario!